Entonces lo es… SI TE GUSTA

NOTA DE INSTINTO SALVAJE: El presente texto realizado por la compañera Anna Beniamino, es un escrito realizado en enero del presente año, se ha traducido por la importancia de que la voz y las palabras de todxs nuestrxs compañerxs en prisión se haga escuchar. Enviamos desde la distancia un saludo fraternal a todxs lxs hermanxs que están secuestradxs por el Estado en esta guerra social contra toda forma de autoridad.

Entonces lo es… SI TE GUSTA
Reflexiones y actualizaciones sobre un proceso

No hay grandes ideas sobre un episodio represivo, después de todo es la presentación simple y cíclica de acción y reacción, ni mencionar el grado de suciedad de estos juegos represivos, otro hecho bien conocido, para colocar algunas notas en el margen, es el desarrollo de sus técnicas y estrategias.
Después de un poco más de un año desde las detenciones, el proceso se ha iniciado, abrir una brecha en esta censura y descubrir los documentos judiciales en la complejidad de su miseria, después de la escasa información en el último número de la Cruz Negra y entre los desarrollos del cierre de la investigación y la audiencia preliminar.
Antes de cualquier evaluación, quisiera reiterar, simplemente, mi orgullo por la anarquía y por lxs anarquistas que con sus acciones solidarias me permitieron mantener en lucha, los escritos, la ira rebotó en las puertas y de prisión a prisión, mostrando de nuevo que la tensión anarquista está viva, es actual y que puede burlarse de sus límites y saltarse las sanciones que la represión impondría, sacudiéndose el lastre del miedo y el mito del consenso.

Siempre he pensado que la anarquía es un asunto serio, si la practican mujeres y hombres dotados de razón e instinto, que cuando están encerradxs en las jaulas de la dominación, este se volverá contra él y las debilidades que les gustaría inculcarnxs se fortalecen. Estamos aquí para esto, en un juego de dados interminable entre la autoridad y su negación.
Siempre he pensado que la anarquía tiene el privilegio indudable de poder descansar sobre un poderoso trasfondo filosófico, histórico y cultural, comprometido con un instinto ancestral de negación: elementos que incluso hoy en día se mezclan espontáneamente en efectivas recetas destructivas.
“La anarquía, cuando quiere, es poderosa”, cito al compañero anarquista Panagiotis Argyrou en su declaración conjunta, de este verano, con lxs arrestadxs en el G20 en Hamburgo.
La idea anarquista sigue siendo un problema para la autoridad, dejando en claro, para las mentes libres, la realidad inherente a su negación.
No quiero crear malentendidos, no hay meros procesos para las ideas: cuando la represión golpea siempre ocurren consigo hechos y acciones precisas que van a socavar la quietud social generalizada y la adicción al control típico de estos años.

ACCIÓN Y REACCIÓN: SE ESTABLECEN PROCESOS CONTRA LXS ANARQUISTAS POR LO QUE SON, ENEMIGXS DEL ESTADO.

La represión, con la consiguiente codificación y aplicación del código penal, cambian de forma y se adaptan de acuerdo con las contingencias y el grado de peligro de la confrontación en curso: pueden moverse con ferocidad vengativa, haciendo tabula rasa con todo lo que tienen delante, con un suave paternalismo o con una serie completa de niveles intermedios. A veces lxs propixs refractarixs dan el ritmo a la acción, a veces sufren y reaccionan a las repercusiones represivas. A menudo se lamentan cuando las cadenas empiezan a acercárseles, en lugar de atacar primero. Pero debemos ser conscientes de que sufrir los golpes no significa ser “víctimas”.
Tal vez porque durante demasiado tiempo las víctimas de la represión fueron consideradxs como un papel viejo, conveniente para algunxs, en el teatro de la democracia, una etiqueta falsa y fea que produjo el pietismo y la conciencia no combativa.
En este pasaje se encuentra la importancia de estos tiempos: la conciencia nueva o de ser una parte contundente para aportar gérmenes subversivos si se desea, no sólo en áreas restringidas del movimiento, sino en el entorno social o antisocial como orgullosxs portadorxs de una época crítica de la dominación tecnológica, el control y aprobación global.
Despojar al rey y a sus vergüenzas, ayer y hoy, ha sido y seguirá siendo objeto de represión, con herramientas viejas y nuevas. Las ridículas categorías del código penal (disculpas, instigaciones, asociaciones) pretenden golpear el tejido conectivo entre palabra y acción, la solidaridad.
No podemos dejarnos sorprender por esto, hace más de un siglo existieron asociaciones criminales, la autoridad real cerró los periódicos y persiguió a lxs subversivxs y a sus reuniones, vigiló los lugares de mala muerte donde se encontraban. Hoy también controlan la comunicación web y digital.
Sin embargo, a diferencia del pasado, el control se ha generalizado gracias a la aparición de nuevos dispositivos tecnológicos, que se usa acompañado de una menor conciencia y su potencial confianza y posibilidad de oponerse a ellos.
Los modelos y las técnicas represivas se modernizan (a veces ni siquiera mucho), dada la necesidad en el instante de la detención o al menos en su intento, en una efervescencia innegable en el ambiente anarquista.
Tomar nota de esto no significa inmovilizarse como animales asustados, sorprendidos por los faros de un auto, ni arrojarse con las manos y pies atados a las fauces del monstruo, convencidos de su voracidad inevitable. Es más bien un cambio de perspectiva: aspirar, ahora y siempre, a ser un bocado indigerible, sin caer en el malentendido de una omnisciencia y omnipotencia de dominación, donde a menudo no hay una estrategia global sino un entrelazamiento informal de intereses contrapuestos, unas directrices de negociación y de varios funcionarixs sospechosxs.
Sin olvidar el factor humano, incluso en la forma más deteriorada que puede surgir de un compilado de documentos policiales, que han robando y deformando piezas de nuestra vida, nos da una amplia visión general de la miseria de su esencia.

COMENZANDO DESDE EL FINAL: DE LA ASOCIACIÓN A LA INSTIGACIÓN Y VICEVERSA

Con el aviso del cierre de las investigaciones en abril del 2017 – para lxs arrestadxs e investigadxs en general desde septiembre del 2016 – se ha añadido, además de los supuestos delitos, para 12 de los 17 acusados iniciales, C. P. 414 (incitación a cometer crímenes con fines terroristas), a lxs creadorxs y / o difusorxs de la Cruz Negra, periódico y blog, haciendo referencia explícita a algunos editoriales y artículos del N° 0 al N° 3. Signo de los tiempos, en relación con el delito de la incitación se indica además la circunstancia agravante por “haber cometido el hecho a través de herramientas informáticas y telecomunicaciones “.
Además, el 2 de junio del 2017, con una sincronización impresionante con la audiencia preliminar del 5 de junio, el mensaje en cadena de la represión tiró a S. M. Otrxs 7 compañerxs sueltxs por 270 bis y 414 c.p. para lxs editorxs (y no) de C.N.A. y el blog RadioAzione y Anarhjia. Además de acusar a 2 de lxs 7 anteriores, por 280 cp, por un descubrimiento, durante los registros de septiembre del 2016, una copia de una reivindicación del ataque a la corte de Civitavecchia de enero de 2016, firmado por el COMITÉ PIROTÉCNICO POR UN AÑO EXTRAORDINARIO – FAI / FRI, junto con otro material publicado en la Cruz Negra. En la audiencia preliminar las dos líneas de investigación se unificaron, volviendo a todxs a un juicio, sin cambiar nada de los diversos cargos. En la práctica, después de un año de censura obsesiva (mediante bloqueos sistemáticos y secuestro de la correspondencia de lxs detenidxs, que se recopiló directamente en las carpetas del fiscal, agregado a los registros en la audiencia preliminar) y de seguimiento a la solidaridad, el fiscal y la policía han tenido éxito en dar a luz a una provisión punitiva, “en forma muy directa”, para algunxs de lxs que continuaron manteniendo contactos con ellxs y continuaron sus actividades de publicación.
El uso de la 270 bis y 414 c.p. se convierte en un paradigma de sus estrategias, si pensamos en lo que sucedió con la sentencia de la operación Shadow en Perugia y el uso que en este proceso les gustaría hacer.
Sin olvidar la intensificación, en estos años de la 414 c.p. que también se usa “en pureza”, como dirían los enólogos, como un banco de las acusaciones asociativas, para golpear cualquier escrito que “defienda” el acto anárquico y con la que intentan sofocar las llamas de las palabras y las acciones de solidaridad.
Debe recalcarse, por otro lado, que lxs pequeñxs proxenetas de la policía no intimidaron a nadie.

UNA CARTA RECICLABLE… LA ESTRUCTURA DE LA INVESTIGACIÓN

Será que los escritos permanecen, pero, con Scripta Manent, la Oficina del Fiscal y los DIGOS de Turín no quisieron tirar nada. Han exhumado del cementerio de los elefantes los archivos y los procesos ya hechos, mezclándolos y reutilizándolos, unos 20 años de vigilancia y represión:

  • Proceso ORAI (pm Marini, ROS, Roma) de 1995;

  • Investigación del ataque al Palazzo Marino en Milán en 1997 bajo reivindicación de Acción Revolucionaria Anarquista;

  • La investigación de la Solidaridad Internacional (pm Dambruoso, Digos, Milán), archivada en el 2000;

  • La Operación Cruz Negra (pm Plazzi, ROS, Bolonia) que en el 2005 condujo al arresto de la entonces redacción de la Cruz Negra, luego se resolvió en poco tiempo, en una sentencia de no proceder;

  • Investigación de un ataque incendiario a la comisaria de la policía de Lecce de 2005 reivindicado por Narodnaja Volja / FAI;

  • Investigación del ataque al cuartel de estudiantes de la C.C. Di Fossano y de los paquetes incendiarios reivindicados por la FAI / RAT en 2006 (pm Tatangelo, ROS, Turín) archivados en 2008;

  • Investigación sobre paquetes incendiarios y ataque al Crocetta reivindicados por la FAI / RAT de 2007, presentada en 2009 (pm Tatangelo, Digos, Turín);

  • Operación Shadow (pm Comodi, Digos, Turín) comenzó en 2009 por la 270 bis, 280 c.p .; sentenció en 2016 con condenas para el periódico KNO3 y 2 condenas por robo de automóviles e intento de sabotaje en la línea ferroviaria bajo la 414 c.p.;

  • Operación Ardire (pm Comodi, ROS, Perugia) comenzó en 2010, lo que lleva a 8 encarcelamientos preventivos en 2012, luego se fusionó completamente con Scripta Manent después de la primera transferencia territorial a Milán, luego a Turín;

  • Investigaciones Kontro, Replay, Sisters, Tortuga (pm Manotti, ROS, Génova) sobre ataques a C.C. de Génova, RIS de Parma de 2005 y otros ataques;

  • Indagación Evoluzione, Evoluzione II (pm Musto, Milita, ROS, Nápoles) Comenzó en 2012 en el ataque contra Adinolfi “evolucionando” y en el monitoreo en RadioAzione y RadioAzione Croacia;

  • Indagación moto (pm Franz, Piacente, ROS, Génova), que en el 2012 llevó a la detención de Nicola Gai y Alfredo Cospito;

  • Investigación sobre el paquete de bombas en Equitalia (pm Cennicola, Polino, Digos, Roma) en el 2011, reabierto en el 2014;

  • La investigación del ataque con cócteles Molotov al tribunal de Civitavecchia y al C.C. de Civitavecchia de 2016 (pm Cennicola, ROS, Roma).

Esta larga lista se hace revisando el índice, y seguramente olvidando algo, por no hablar de una serie de otros tipos de monitoreo e investigaciones desde una estación de policía a otra, a menudo contenidas por las habilidades locales de las lagunas permitidas por la formulación del delito de asociación
La estrategia que subyace a todo esto es bastante evidente, la misma cantidad de documentos, por contradictorios que sean, resulta sugestiva. Considere que los procedimientos de las investigaciones antes mencionados se incluyen casi por completo en Scripta Manent, que se suman a las reflexiones del dúo Sparagna / DIGOS con sede en Turín, convirtiéndose en más de 206 carpetas de documentos judiciales.
Programación y descodificación: cientos de nombres y currículum vitae, episodios de subversión diaria, archivados, seccionados y recompuestos ad hoc. Las trayectorias existenciales, los fragmentos de las discusiones y las revistas publicadas se superponen con diferentes interpretaciones según el controlador ágil de turnos, la acrobacia de la atribución espacio-temporal, los estudios del comportamiento Neo-Lombrosiano. No es la primera vez que ocurre, como es bien probado en el esfuerzo del escenario de lxs “buenxs y malxs”, el uso de la prensa anarquista como algo “clandestino” y promotor para la “asociación”.
A menudo sucede, y no yo soy la primera en hacerlo, dar ironía a la grosería y las incoherencias flagrantes de los documentos judiciales, pero olvidando que hay una arrogancia consciente de poder en esto.
Más allá del gran o pequeño sorteo que hace, el aparato represivo es muy consciente de la maniobrabilidad que permiten sus operaciones antiterroristas. Supervisar y castigar… al acecho en profundidad de los contactos, las reacciones, los intentos de presión sobre la “rigidez” y la solidaridad, las largas detenciones preventivas.
Creo, en un análisis miope y equivocado que desearían ver la represión contra ciertos sectores de movimiento como un laboratorio donde se experimentan técnicas represivas in vitro que luego se extenderán a los más amplios estratos sociales. En esto hay una cierta visión paternalista e ingenua, una presunción más allá del intento de buscar el consenso, a través del cemento de la represión, en la tibia discrepancia de estos años.
Donde, el uso de la zanahoria y el palo es mucho más complejo y sutil.
El poder no necesita probar la represión a lxs anarquistas in vitro, simplemente aplica a lxs anarquistas un fragmento de violencia desplegado en otros lugares mucho más ferozmente: cuando el estado no tiene problemas para entrenar bandas armadas de mercenarixs para defender sus fronteras e intereses, a diario ahogan a miles de seres humanos, para usar el retiro forzado de su territorio todas las semanas por simples crímenes de opinión (basta un simple clic en la página del primer idiota fundamentalista religioso del siglo 21 para encontrarse embarcado en el primer vuelo).
La represión administra, por ahora, castigos bien diversificados y es consciente de dónde se puede aplicar de forma indiscriminada, con la cobertura de medios más amplia y subordinada. Sin desmerecer el hecho de que incluso en las áreas del movimiento no faltan las sanciones “ejemplares”.
A menudo parece que lxs compañerxs son más cautelosxs y conscientes al lidiar con la represión. No es accidental prestar mayor atención a la evolución de las técnicas de archivo, control, monitoreo masivo, así como a la manipulación de que el consentimiento provenga de estas partes.

PSICO-ANTROPOLOGÍA DE LA JEFATURA DE LAPOLICÍA

En un marco de acusaciones donde todo se mueve, las deducciones, y donde las ilusiones que intentan actuar como un pegamento, intervienen en dosis masivas, una especie de estudio del comportamiento. La conciencia y el escape del control omnipresente de sí mismxs llegar a ser hermoso.
Ahora existen prácticas establecidas en los entornos del movimiento, de hecho, ahora una práctica social generalizada por las razones más dispares: hablar evasivamente por teléfono o usarlo de una manera limitada y no compulsiva como quisiera la guía del perfecto ciudadano-consumidor; prestar atención al acecho; eliminar los errores y las cámaras de la casa, auto o lugar de trabajo; prestar atención al control electrónico, por nombrar unos pocos.
Durante años también hemos conocido las interpretaciones sociales oportunistas respecto a nuestras amistades y compañerxs, de las iniciativas del movimiento: ante el juicio incuestionable del guardián de turno y su calculada miopía, según la necesidad, si hay mucho o muy poco. También conocemos la pasión de la jefatura de la policía por intercambiar cualquier iniciativa, un viaje dentro o viaje fuera de la ciudad como “reunión entre miembros” (el exceso de celo de la cerveza piamontesa ha venido a alimentar video-reportaje sobre las rocas del mar en agosto en Liguria, con muchos que nadan hasta la boya como parte de las “reuniones privadas”).
Ahora, en un cruce perfecto entre la psicología policial y la comedia italiana, el tema de la ausencia se vuelve sorprendente: ausencia física, ausencia de llamadas telefónicas y contactos. Esto no está anclado, en la tesis acusatoria de un evento o acción en particular, sino que está en sí mismo evitando el control o, mejor dicho, no siendo monitoreado paso a paso, y no está claro si esto sucede por la voluntad manifiesta de la incapacidad de lxs vigilantes.
¿Demasiada ironía? Tal vez sí, ya que la realidad está hecha de un control obsesivo e inquietante que no se encoge ante nada: búsquedas improvisadas disfrazadas de servicios de mantenimientos técnicos de nuestros hogares para colocar micrófonos ocultos, chequear y pasar por radiografías los envíos postales tomando directamente la correspondencia desde las oficinas de correo: duplicar las llaves para ingresar a los lugares de trabajo en ausencia de lxs sospechosxs, las cámaras ocultas en lugares públicos como “posibles objetivos”.
Estos son solo algunos ejemplos de una acción bastante generalizada de control, además de los tradicionales: teléfonos interceptados durante años, errores en el hogar y en el trabajo, GPS en automóviles, cámaras en las entradas de la casa, bodega y lugares de trabajo, verificación cruzada de registros telefónicos y posicionamiento móvil, seguimiento con fotos y videos, interceptación del tráfico de correo y escuchar el entorno a través de las computadoras.
Luego, siempre esta presente las asesorías tecnológicas y pseudocientíficas del nuevo milenio, un florecimiento de estadísticas, diagramas, porcentajes, cruces de datos entre los más curiosos: cuántas veces se han encontrado lxs acusadxs a lo largo de los años (… incluso en los hogares de familiares y cohabitantes) y cuántas veces se encontraron sus teléfonos, en qué días de la semana llegan paquetes más incendiarios, qué centros urbanos se ven afectados por más ataques, qué palabras prefieren usar lxs anarquistas… pero ahí es superado por la estadística sociológica y el estudio del comportamiento, hasta ahora otra piedra angular de la corte…

LA SUGERENCIA DE UNA OPINIÓN EXPERTA

Este proceso, con una técnica de precisión, es evidentemente claro que busca atribuir los crímenes específicos a las individualidades acusadas. Para dar sustancia a las supuestas pruebas, se utiliza de forma excesiva evaluaciones gráficas, lingüísticas y estilísticas para inculpar a un par de acusadxs la redacción de algunos textos reivindicativos.
Dicho así parecería algo serio (y es porque actúa como pretexto para la detención preventiva), adentrándose en una lectura de una experiencia moderna que utiliza tanto la tecnología como la mente humana, donde se ve cómo los métodos utilizados son cuestionables y maleable con resultados aleatorios.
Por un lado, la elección del procedimiento es obvia, ignorando a sabiendas los resultados contradictorios con respecto a las tesis a respaldar, de modo que las comparaciones con los resultados negativos se ignoran y los textos se seleccionan tratando de adaptarlos a la necesidad. Los términos de uso común o apropiado del lenguaje político-poético anarquista se vuelven tan característicos que en este paroxismo de emparejamientos abundan las atribuciones… es decir, surgen de los más dispares, que también van más allá de las acusaciones e imputaciones mismas.
El mecanismo represivo es consciente de la falta de ciertas comparaciones y valoraciones, admitiéndolo incluso entre líneas, pero también es consciente de que el uso del ADN y otros conocimientos técnicos y científicos se han vendido al público como una tecnología confiable e inexpugnable, así que tratan de usarlo en los tribunales. En realidad, la meticulosidad de los errores en las manipulaciones y aproximaciones es considerable (y ahora la jurisprudencia se ve obligada a admitirlo, después de los primeros años de uso “acrítico” de cualquier hallazgo biológico). También lo hemos observado recientemente, en todo el mundo, en procesos que involucraron a compañerxs.
Sin embargo, a partir de esta recopilación compulsiva de materiales y comparaciones cruzadas, se obtienen algunos datos sobre su recolección y uso sistemáticos.
El DAP se ofrece como un reservorio de fotos y huellas de identificación, también otras huellas de encarcelamientos pasados, proporcionando tarjetas personales y exhibiciones gráficas de todxs lxs anarquistas que han pasado por el sistema carcelario, extrayendo de sus archivos incluso correspondencias, solicitudes, demandas, etc. Si con un arresto o una orden de registro no se consiguen información se busca en los archivos de registros de la ciudad.
Varias bases de datos de ADN han estado en uso durante más de 10 años, no solo con muestras tomadas durante las investigaciones, sino también en archivos de artefactos almacenados en los diversos archivos.
Estos son solo algunos aspectos que deben ampliarse y sobre los que razonar. El discurso sigue siendo que, en un marco donde los procedimientos represivos son vasos comunicantes, la ausencia es acusatoria, la solidaridad es un factor agravante, claramente Scripta Manent intentó golpear a algunxs anarquistas, pero contribuyó a que la solidaridad y la conciencia florecieran y esto, en resumen, a pesar de la estrechez de mi horizonte actual, solo puede seguir manteniendo mi sonrisa.

Anna
Roma, enero 2018

[Traduccion: INSTINTO SALVAJE]

[in italiano][en français][in english][em português]

This entry was posted in Español. Bookmark the permalink.