Besançon: Es bello como las estructuras estatales se convierten en humo…

“La noche del 17 al 18 de julio de 2018 ardía Besançon”, titula l’Est Républicain. De hecho, dos estructuras estatales han perdido un total de diez vehículos en las llamas.

En La City, cinco vehículos de la comunidad de aglomeración de Grand Besançon [1] se esfuman. Otro fue dañado por las llamas.

Leyendo el informe del periódico “Actu Pénitentiaire”, también se sabe que alrededor de las 4 a.m., Los residentes alertan a la policía de que las llamas están arrasando varios vehículos del Servicio Penitenciario de Inserción y Libertad Vigilada [2] estacionado en las plazas de aparcamiento en el interior de su sede en Avenue Clemenceau. En total, cinco autos SPIP fueron incendiados y las oficinas de al lado vieron sus ventanas explotar y la fachada ennegrecida por el fuego y el calor.

Recordemos que el 26 de enero, en medio de la huelga, un gabinete local de conexión de fibra óptica ubicado en la avenida Villarceau, entre la prisión y el SPIP, fue quemado. Cien usuarios se vieron privados de Internet durante 24 horas.

 

Notas:
[1] Las razones para atacar el CAGB hay miles. Entre ellos: desarrollo de barrios para la especulación inmobiliaria; responsable de la ejecución del tranvía en el 2013 y todo lo que ello implica en términos de gentrificación de diversas zonas de la ciudad (edificios eco-barrios, centros comerciales), el fortalecimiento y la generalización de control y monitoreo; Los pobres y otras personas indeseables son expulsadas de la ciudad para dejar espacio a los futuros habitantes que son mejores. Actualmente, se construye en Chamars, frente al cómic, un lugar de recepción para los turistas en lugar de un refugio que ha estado ocupado durante mucho tiempo por inmigrantes indocumentados. También librar una guerra sin gracias a la pantalla salvaje de su lógica de desinfección total de la ciudad y de las relaciones humanas… También recordamos que el presidente no es otro que el alcalde de Besançon, Jean-Louis Fousseret.

[2] Sobre el tema del SPIP, podemos leer el artículo publicado en el boletín anarquista Lucioles n ° 20, diciembre de 2014 “SPIP: compañeros sin uniforme”:

[…] Pero, ¿qué es SPIP? Este servicio depende de la Administración Penitenciaria (PA) y sus asesores están capacitados en la Escuela Nacional AP en Agen. En los bancos, codean a los supervisores con quienes trabajarán después, en prisión. De hecho, los consejeros de SPIP son verdaderos maniquíes de alter-ego, de cara “agradable” de esta máquina rectificadora que es la prisión. Y, al igual que los matones, son esenciales para su correcto funcionamiento.

El objetivo del estado es encerrar a más y más personas (como lo muestra el plan para construir 13,000 lugares más en la cárcel). Para eso deben garantizar la paz en, con el chantaje sobre el “buen comportamiento”, y también extender la prisión afuera, con las “medidas alternativas”.

En la cárcel, son los consejeros de la SPIP quienes validan los proyectos de “reintegración” de los prisioneros. Como resultado, tienen un gran poder sobre si el juez acepta solicitudes de libertad anticipada o sentencia. En el exterior, su función es “la asistencia y el control” de las personas a las que se les han otorgado sanciones penales alternativas al encarcelamiento, como la libertad condicional, la libertad condicional, el servicio comunitario y otras sentencias (por ejemplo, colocación bajo vigilancia electrónica). También son quienes informan sobre personas que no respetan sus obligaciones “alternativas” enviándolas al vacío.

En la cárcel, son los consejeros de la SPIP quienes validan los proyectos de “reintegración” de los prisioneros. Como resultado, tienen un gran poder sobre si el juez acepta solicitudes de libertad anticipada o sentencia. En el exterior, su función es “la asistencia y el control” de las personas a las que se les han otorgado sanciones penales alternativas al encarcelamiento, como la libertad condicional, la libertad vigilada, el servicio comunitario y otras sentencias (por ejemplo, colocación bajo vigilancia electrónica). También son quienes informan sobre personas que no respetan sus obligaciones “alternativas” enviándolas al agujero.

El SPIP por lo tanto tiene un papel central en esta “individualización de la pena” que está en la base de un sistema de precios y chantaje relacionado con las “alternativas” al confinamiento puro y simple. Un sistema que rompe la solidaridad entre los reclusos y empuja a todos a integrar la idea de que el castigo es necesario y que no podemos evitarlo a menos que colaboren con sus propios torturadores. […]

 

[Traducción: Instinto Salvaje]

[en français][in english]

This entry was posted in Español. Bookmark the permalink.